Promociones especiales

Novedades

Artículos recientes

Fertilización y abonado del almendro

Fertilización y abonado del almendro

El cultivo del almendro tiene especial importancia en España. Su superficie de cultivo está rondando las 600.000 ha, cifra muy superior a la suma de todos los frutales plantados (manzano, peral, ciruelo, melocotonero, etc.).

Sin embargo, no hay tantísima información técnica como podríamos esperar, ya que desde siempre ha sido un cultivo “secundario”, de secano y poco más.

Todo ha cambiado estos últimos años con la gran subida de precios de la almendra, donde se buscan nuevas técnicas de cultivo, se implantan más almendros en regadío y se buscan variedades más productivas.

¿Qué producción esperar de un almendro?

En este tipo de árboles caducifolios hay que contar con unos cuantos años de entrada en producción.

Aunque depende de la variedad, regadío y demás variables, la formación del árbol suele tener una media de 3 años.

En este tiempo, las unidades fertilizantes o la fertilización aplicada son escasas, ya que las extracciones o consumo de nutrientes que hace el almendro es reducido.

En los primeros años, la producción media está en 1 t/ha.

A partir del desarrollo completo del almendro, la media está en 2,5 t/ha y en variedades productivas, como la guara, las producciones pueden subir hasta 3,5-4 t/ha 

Plan de abonado y fertilización del almendro

Para empezar, en términos generales, veamos qué es lo que consume un almendro en máxima producción o árbol adulto.

UF/ha y campaña

Secano

Regadío

N

30-60

50-80

P2O5

25-50

60-70

K2O

50-75

80-100

 

Sin embargo, no hay que coger estos valores como sagrados, ya que habría que estudiar las extracciones que hace un almendro según la producción.

Extracciones netas de nitrógeno en almendro: 48 kg N/t

Con estos valores y sabiendo la producción media de nuestra finca de almendros, podremos calcular con cierta exactitud las unidades fertilizantes que tendremos que aportar.

Un ejemplo, para una producción de 2,5 t/ha de almendro variedad guara:

Aporte de nitrógeno bruto: 120 UF de nitrógeno

Por otra parte, éste sería el aporte bruto de nitrógeno, contando con que ni el agua ni el suelo aporte nada de nitrógeno.

Esto no siempre es así, pues a veces el agua lleva algo de nitrógeno (ver análisis de agua) o bien si tenemos un suelo con un aporte regular de materia orgánica, muchos nutrientes (nitrógeno, fósforo, potasio, etc,) se aportan de manera continua.

Aporte de materia orgánica

Imaginemos que hacemos un aporte de 2.000 kg/ha localizado de un tipo de compost que tuviese una riqueza de nitrógeno del 3%.

Los cálculos se hacen de la siguiente manera: 2000 · (3/100)= 60 UF de nitrógeno aportado. Por tanto, tendríamos que restarles a las extracciones de nitrógeno del almendro (120 UF) esta cantidad, quedando un valor de aporte de 60 UF. Esto supone un gran ahorro.

¿Cómo se distribuyen los nutrientes a lo largo de la campaña?

Aunque ya hemos calculado las unidades fertilizantes aportadas, lo interesante es ver, según el calendario de desarrollo del almendro, cuándo aportar según qué elementos.

El almendro pasa inicialmente una etapa de desarrollo vegetativo con el movimiento de yemas, la floración, salida de hojas y cuajado de frutos.

En esta etapa, son importantes nutrientes como el nitrógeno, el fósforo (aporte de energía ATP), el calcio, etc.

Inmediatamente después, con el cuajado, formación y desarrollo de frutos se inicia la etapa de desarrollo generativo o fructificación, mediante el cual, otros nutrientes, como el potasio, toman más protagonismo que los iniciales, como el fósforo o el nitrógeno.

La distribución temporal del aporte de nutrientes en el almendro se haría de la siguiente forma:

Fases

N

P2O5

K2O

Brotación- cuajado fruto

15-25 (%)

25-35 (%)

5-15 (%)

Cuajado- desarrollo fruto

45-65 (%)

50-65 (%)

70-85 (%)

Recolección-caída hoja

20-30 (%)

10-15 (%)

10-15 (%)

 

Como se puede ver, la etapa de mayor consumo de nutrientes es en la de formación del fruto, donde la mayoría de las reservas del árbol van a parar a los frutos.

Después, en la fase de recolección, el aporte de nutrientes cae en picado y se busca que la almendra pierda humedad y se quede en torno al 6-8%.

Sin embargo, ¿sabemos a ciencia cierta cuándo pasa de una fase a otra? Vamos a verlo en un calendario de desarrollo del cultivo del almendro.

distribución fertilizantes en el abonado del almendro

En esta imagen vemos el reparto de unidades fertilizantes según época del año para una producción estimada de 3,5 t/ha.

Se ha tenido en cuenta los aportes nutricionales del agua de riego, la cantidad de materia orgánica del suelo y las extracciones según la producción.

Por eso, cada finca es un mundo y es aconsejable analizar todas estas variables para optimizar el aporte de fertilizantes.

¿Cómo aportar con fertilizantes éstas unidades fertilizantes?

El aporte de los nutrientes dependerá si tenemos un almendro de secano o un almendro de regadío.

En el caso de que no dispongamos de una instalación de fertirrigación montada, el aporte lo haremos directamente sobre cada pie, mediante blending o complejos hidrosolubles, donde la humedad y el agua de la lluvia terminará por disolverlos y las raíces podrán asimilarlas.

En la etapa vegetativa, donde se necesita un aporte importante de nitrógeno y fósforo, podemos escoger fertilizantes con una relación 3-2-1. Es decir, un 20-10-5 o afines.

Para la etapa de desarrollo de fruto, donde se exige una alta demanda de nutrientes y el potasio adquiere protagonismo, podemos escoger formas con una relación 1-1-3 o 2-1-3.

Por ejemplo, el 15-5-30, el 7-12-40, etc. Encontraremos muchas fórmulas parecidas en el mercado.

En el caso de que dispongamos de instalación de fertirrigación, podremos utilizar abonos líquidos o abonos simples hidrosolubles.

Para ello, necesitamos un tanque donde disolver los sólidos o incorporar las soluciones líquidas.

De forma estándar, las soluciones madre se hacen con nitrato amónico, nitrato potásico, nitrato cálcico, ácido fosfórico o fosfato monoamónico.

Ésta sería la forma más económica de fertilizar. 

Guía de tratamientos foliares en el almendro

Dependiendo de la etapa de desarrollo del almendro, podremos aplicar distintos productos que provocan una respuesta positiva en el cultivo.

Los tratamientos foliares tienen la ventaja de que no sufren las variables del suelo. No hay tantas pérdidas como podríamos encontrarnos en la absorción de las raíces. Nutrientes bloqueados, pH extremos, contenido en sodio que desplaza otros elementos, sequía, etc.

Por el contrario, realizar un tratamiento foliar requiere tiempo, esfuerzo y maquinaria.

Inicio de floración

Añadir micronutrientes como boro y molibdeno, esenciales para estimular la floración si se encuentran en niveles adecuados y algas marinas con poderes hormonales que garantizan una homogeneización en la salida de flores.

Agro Kuat (boro y molibdeno): 200-300 cc/hl

Comprar Agro Kuat (boro y molibdeno

Agro Kelp (algas marinas): 300-400 cc/hl

Comprar Agro Kelp (algas marinas)

Estimulación vegetativa de brotes

Agro Aminoplus New (aminoácidos): 150-300 cc/hl

Comprar Agro Aminoplus New (aminoácidos)

Agro Mag (magnesio): 100-150 cc/hl

Comprar Agro Mag (magnesio)

Desarrollo y crecimiento de frutos

Agro Aminoplus New (aminoácidos): 150-300 cc/hl 

Prevención del desarrollo de enfermedades

LECITIN-Cu (cobre): 100-200 cc/hl

Comprar Lecitin- Cu (tratamientos de cobre)

Agro Omega (prevención de hongos): 100-200 cc/hl

Comprar Agro Omega contra enfermedades

 

 ¡Hasta la próxima!

Tags: almendro