Claves para cuidar una flor de pascua

Claves para cuidar una flor de pascua

Durante la Navidad las calles y hogares se inundan de la Poinsettia o Flor de Pascua, esta planta se ha convertido en un adorno imprescindibles en esta época del año.

Pero cuales son las claves para cuidar una flor de pascua. Con muy poco esfuerzo podemos cuidar la Poinsettia o Flor de Pascua, conservarla durante todo el año y conseguir que ésta florezca de nuevo.

Curiosidades de la Flor de Pascua o Poinsettia

  • Su destacado color rojo no son las flores, sino que son unas hojas especiales llamadas brácteas cuya función es proteger las flores, las cuales son amarillas, pequeñas y están agrupadas formando inflorescencias.
  • Si nos esmeramos en el cuidado de la Flor de Pascua o Poinsettia podemos llegar a tener un arbusto de hasta 5 m.
  • El nombre científico Euphorbia pulcherrima, y su origen se encuentra en México.
  • Es de hojas caduca, adaptada a climas cálidos, pero puede conservarse en interior en lugares donde el clima sea frío.

¿Cuales son las claves para cuidar una flor de pascua y que sobreviva a la Navidad?

Donde guardar la Flor de Pascua o Poinsettia después de la Navidad

Lo ideal es mantenerla con humedad ambiental y temperaturas entre los 25 y los 10ºC, la clave del cuidado de la flor de pascua es que la mantengamos a unos 20ºC, siempre alejada de fuentes de calor directa (radiadores, estufas,..). Para mantener nuestra planta con humedad podemos utilizar de vez en cuando un pulverizador con agua, así la planta se sentirá como en su lugar de origen (recordemos que la flor de pascua proviene de los bosques aztecas en Mexico).

Como regar 

Las raíces de Flor de Pascua o Poinsettia requieren desarrollarse  en un  sustrato húmedo, pero mucho cuidado con no encharcarlo. No debemos regar excesivamente la flor de Pascua, si las hojas comienzan a ponerse de un color verde oscuro o negro, significa que nos estamos pasando con el riego.

Las claves para cuidar una flor de pascua en el riego es que no debemos mojar las flores ni las hojas. Como método de riego más adecuado para la flor de pascua es utilizar un sistema de riego dirigido al sustrato, lo ideal es un riego por goteo, pero no es lo habitual y hay otras alternativas más económicas como los conos de riego para macetas o si podemos dedicarle más tiempo podemos sumergir la maceta en un recipiente con agua templada durante 15 minutos y después dejarla que escurrir el agua.

En MERCANATURA te indicamos cuales son las claves para cuidar una flor de pascua y mantenerla viva.

Las hojas de la flor de pascua irán cayéndose y parecerá que nuestra poinsettia se está muriendo. Nuestro primer instinto será tirarla porque perderá todas sus horas. Es a partir de este punto donde tendremos de dedicarle cuidados para conservar la flor de pascua para el próximo año.

Consejos sobre poda

 Cuando la planta se haya quedado sin hojas, a final del mes de enero o primeros de febrero, es cuando de debemos podar nuestra flor de pascua o poinsettia. Antes de comenzar a podar debemos ponernos guantes para no sufrir picores o escozores por la savia de la planta, porque es irritante. Utilizaremos una tijera de podar y cortaremos los tallos dejando los mismos con una longitud de unos 10 centímetros. Es recomendable utilizar algún cicatrizante o sellante de la herida para evitar el ataque de enfermedades como hongos o bacterias que pueden provocar que nuestra planta se pudra.

Como trasplantarla

Con el trasplante conseguiremos una de las claves para cuidar una flor de pascua y mantenerla viva. En el mes de marzo o abril, cuando llegue la primavera podemos trasplantar nuestra planta a una maceta más grande, cambiaremos el sustrato, para ello debemos utilizar un sustrato universal que tenga calidad. También podemos enriquecer el sustrato con algún abono o fertilizante que facilite el agarre de la planta en su nueva maceta y que estimule el desarrollo de la raíces.

La ubicación en la que debemos colocar nuestra planta es una de las claves para cuidar una flor de pascua, por lo que lo ideal es buscarle un lugar donde no le llegue directamente la luz del sol (especialmente durante el verano y el otoño) y que no sufra cambios bruscos de temperatura ni adversidades climáticas. Por lo tanto, en interior es un lugar perfecto donde conservar la planta hasta que comience a desarrollarse nuevamente.

Durante los meses de reposo el sustrato lo debemos de mantener con poca humedad, no dejando que se seque completamente.

Cuando nuestra flor de pascua comience a desarrollarse de nuevo debemos aplicar una cantidad superior de nutrientes para conseguir que crezca adecuadamente, por lo que debemos añadir algún fertilizante al sustrato.

Claves para cuidar una flor de pascua y conseguir que florezca otra vez.

Para conseguir que nuestra flor de pascua sobreviva al próximo año debemos seguir los consejos anteriores y lograremos que llegue a la próxima Navidad y vuelva a estar llena de hojas con vivos colores verdes y rojizos.

Es muy importante que a partir de final del mes de septiembre o en octubre nuestras plantas tengan unas 12 o 14 horas al día en total oscuridad. Esto lo lograremos tapándolas con un cartón oscuro, algún plástico negro o guardándolas en algún armario.

Cada dos semanas será necesario que apliquemos algún fertilizante que le aporte los nutrientes necesarios a nuestra planta, ésta será una de las claves para cuidad una flor de pascua y que crezca vigorosa, luciendo nuevamente en nuestro hogar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.