Cómo plantar romero en casa [100% éxito]

consejos para plantar romero

Plantar romero en casa nos asegurará tener siempre disponible sus hojas para utilizarla en nuestros platos favoritos.

Esta planta aromática nos ofrece muchas posibilidades para cultivarla en todo tipo de sitios, ya que se adapta perfectamente al cultivo en macetas, mesas de cultivo, jardineras, etc.

Para plantar romero, solo necesitarás unos pequeños consejos de mantenimiento y poda, ya que no necesita muchos cuidados y es una planta muy agradecida.

Junto con el romero, podrás disponer de tu jardín de aromáticas en tu terraza, como orégano, albahaca, cilantro, etc., que podrás combinar con diferentes hortícolas para disponer de una verdadera despensa natural para tu cocina.

¿A qué estás esperando?

Características principales del romero

plantar romero y aromáticas

El romero es una muy común en la zona del mediterráneo, donde hasta la podemos ver crecer de forma esporádica en entornos pedregosos, montes y bordes de carretera. Es una planta muy rústica que tiene una gran capacidad de resistencia a la sequedad.

Su nombre científico es Rosmarinus officinalis, y tiene un largo historial de usos desde antes de la época medieval como planta medicinal, aromática e incluso como aporte en la gastronomía.

Muy conocido es el aceite de romero, que hasta a día de hoy sigue utilizándose para calmar dolores de procedencia muscular y de las articulaciones.

Sea como fuese, sus usos a día de hoy están contrastados por la medicina moderna, y siendo sus cuidados tan sencillos, es casi una obligación dedicar una maceta a plantar romero en casa.

Plantar romero en casa

Cuando nuestra idea es cultivar romero desde semilla, esqueje o directamente porque hayamos comprado la plántula, la forma más cómoda de tenerlo es mediante macetas.

Para plantar romero y mantenerlo en el tiempo (tiene una fácil capacidad de propagación), vamos a seguir los consejos siguientes.

Temperatura, luz y humedad

La planta de romero es eminentemente mediterránea. Eso quiere decir que crece en ambientes con inviernos suaves y veranos muy calurosos. Disfruta de la exposición solar y cuantas más horas de luz mejor.

Este factor es importante a la hora de colocar la planta de romero en nuestra terraza, balcón o cocina. Cuanta más luz y disposición solar con la planta adulta mejor.

No necesita condiciones especiales de humedad, ya que crece en ambientes que suelen ser bastante secos e incluso salinos. No es como otras plantas de interior que requieren pulverizaciones para evitar que las hojas o flores se sequen y el aspecto de las hojas no pierda su verdor natural.

Sustrato

No necesitamos hacer mezclas extrañas de diferentes sustratos para plantar romero, ya que se adapta a todo tipo de suelos, posee un buen sistema radicular y crece hasta en suelos pedregosos.

Por tanto, cualquier sustrato de marca, con bajo contenido en sales (éstos suelen dificultar mucho la germinación) es válido.

Como es una planta acostumbrada a climas secos, es importante favorecer un buen drenaje. Para ello, en la maceta o mesa de cultivo haremos buenos agujeros en el fondo para que permita la salida libre del agua en exceso, ya que no soporta los encharcamientos. Bueno, ni el romero ni ninguna planta aromática de este tipo.

Tampoco busques un rango de pH para dotar de mayor crecimiento al romero. Acostumbra a entornos alcalinos (pH > 8). El ligeramente ácido (6-7) mejora gratamente la asimilación de todo tipo de nutrientes, incluido los micronutrientes.

Cómo regar el romero

El factor más importante para plantar romero, y casi todo tipo de plantas, es la dosificación de agua.

Uno de los mayores problemas y el factor de riesgo principal de cualquier planta cultivada en maceta es el exceso de agua.

Muchas veces no nos fijamos en el estado del sustrato, o lo vemos superficialmente y «notamos» que está seco. Sin embargo, eso solo es la capa superficial expuesta a la luz y al calor. 5 cm más abajo, donde se desarrollan todas las raíces, seguramente albergue suficiente humedad como para tener el romero sin regar unos cuantos días más.

Requisito principal: comprobar el sustrato introduciendo el dedo y palpando la humedad. No regar hasta que notemos la tierra con sequedad.

Como hay que mojarse, vamos a establecer un plan de riegos por estaciones de calor y de frío, pensando en un ambiente mediterráneo, tal cual le gusta a la planta de romero.

Estaciones de frío (otoño e invierno): 1 riego a la semana. Nada si hay pluviometría superior a 3 mm (3 L/m2).

Estaciones de calor (primavera y verano): 2 riegos a la semana. Por maceta de 30 cm de diámetro, 500 ml de agua y riego.

Con estas cifras, es difícil que no estemos prácticamente en el valor óptimo de humedad o capacidad de campo que necesita la planta aromática de romero.

Multiplicación por esquejes

Multiplicación del romero por esquejes

Una forma cómoda y rápida de disponer una planta idéntica al tallo que hemos seleccionado de la planta madre.

Para ello, tenemos que dotarle de nuevas raíces y nada más fácil que plantarla en un sustrato con bastante humedad (ahora se cumple todo lo contrario que en el riego) o bien en un medio de agua.

Para la multiplicación del romero por esqueje buscamos un tallo sano y cortamos 10 cm desde la punta, eliminando las hojas en los primeros 4 cm, que es el tallo que va a ir sumergido en el agua.

Cuando veamos las primeras raíces blancas salir, estará listo para trasplante a sustrato. En este caso, pensamos que la fibra de coco es la mejor opción. Es muy porosa, retiene muy bien la humedad y deja escapar la sobrante, perfecto para el desarrollo de las primeras raíces, ya que necesitan mucho oxígeno para crecer.

Como el romero es muy susceptible a enraizar a partir de esqueje, si queremos podemos saltarnos la opción de introducirlo durante unos días en agua. Sin embargo, tendremos que tener siempre el sustrato bastante humedecido para fomentar producción de raíces.

Multiplicación por semillas

Otra opción segura, aunque algo más lenta. Es adecuada cuando no encontramos un esqueje de romero o no tenemos ninguna planta a mano para coger alguno de sus tallos.

Con la reproducción por semillas, cada planta es, como vulgarmente se dice, de su madre y de su padre, lo cual en este caso no es negativo.

La germinación de plantas aromáticas es, en general, bastante sencilla. El romero ofrece buena predisposición a germinar en pocas semanas y tiene un rápido crecimiento.

¿Se puede plantar romero y tomillo juntos?

Absolutamente sí. Son dos plantas que no se entrometen entre sí y se adaptan perfectamente. Tienen un crecimiento parecido y los aceites que producen pueden alejar plagas y enfermedades, por lo que resulta muy positivo cuando se combinan con plantas hortícolas (más susceptibles a plagas como pulgón, mosca blanca, araña roja, cochinilla, etc.)

De hecho, un plantel de aromáticas es la mezcla de distintas especies, donde puedes plantar romero, albahaca, orégano (te encantará su aroma), tomillo, etc.

Te invitamos a probar el kit de semillas aromáticas y cultivarlas conjuntamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.